CBRE: «El sector hotelero no volverá a los niveles precrisis hasta el 2022»

El impacto de la COVID-19 se está sintiendo en la inversión en el sector inmobiliario, que este año se situará en los 8.500 millones de euros, aproximadamente, frente a los 11.500 millones estimados a comienzos del 2020. La caída será del 30%, según CBRE y dentro de los activos más golpeados se encuentran los hoteles, locales y centros comerciales.

“El ejercicio arrancó con muy buenas cifras para el sector inmobiliario español, por la gran cantidad de capital disponible, las positivas previsiones macroeconómicas y los sólidos fundamentales del mercado, pero se ha visto afectado por el impacto en la economía del largo y estricto confinamiento adoptado para controlar el número de contagios. En este sentido la ralentización de la actividad a partir de marzo era de esperar”, señaló Mikel Marco-Gardoqui, Consejero Director, Head of Capital Markets de CBRE.

Según CBRE la inversión del 2020 estará “por debajo de los niveles alcanzados los últimos 5 años”. Entre enero y marzo, se registraron operaciones en el mercado por valor superior a los 4.000 millones de euros, pero en el segundo trimestre, la cifra alcanzó los 1.100 millones de euros, resaltando que “desde 2013 no se registraban cifras trimestrales similares”.

Explican que en un entorno de bajos tipos de interés, elevada liquidez y endeudamiento sostenible, «los vendedores se resisten a bajar precios, mientras que los compradores consideran que la incertidumbre debe reflejarse en el precio”, aunque aclaran que “esta brecha entre comprador y vendedor es variable según el sector, la localización y el tipo de activo”.

Otro dato que agregan desde CBRE es que en este contexto de crisis “la financiación en general es más selectiva y se encuentra más restringida que al inicio del año, con mayores márgenes y apalancamiento más reducido” y que los fondos internacionales de deuda van ganando relevancia.

La consultora estima que en estos momentos los fondos tienen un capital superior a los 60.000 millones de euros por lo que “su papel se verá reforzado en los próximos meses ante un previsible aumento de refinanciaciones y reestructuraciones de deuda, por el endurecimiento en las condiciones de la financiación y ante el fin de las ayudas del ICO, especialmente en aquellos sectores más sensibles a los hábitos de consumo en ocio o modelos de negocio basados en ingresos recurrentes”.

Recuperación en hotelería

Los expertos de CBRE prevén que la recuperación del sector hotelero español comience en 2021 pero “no recuperará niveles precrisis hasta al menos 2022”. La demanda interna y el reposicionamiento de la marca España serán fundamentales. Madrid y Barcelona, por su dependencia al mercado internacional y el de negocios, tardarán más en reactivarse.

España sigue siendo un polo de gran interés entre los inversores debido a sus sólidos fundamentos turísticos, si bien es cierto que predominan ahora aquellos con un perfil value add y en general más oportunista en búsqueda de operaciones que puedan ofrecer un descuento en precio. A pesar de las circunstancias, todo apunta a que este tipo de transacciones no tendrán un papel protagonista al menos durante el 2020”, concluyen.

Fuente : HOSTELTUR – 16/07/2020

Deja una respuesta