Cinco tendencias que marcarán el delivery en esta «nueva normalidad»

Hubs urbanos, licencias tecnológicas o rutas dinámicas de entrega son algunas de las tendencias a las que el delivery o la entrega a domicilio tiene que adaptarse para satisfacer al nuevo consumidor post-Covid. Personalización, eficiencia y rapidez son claves… y están al alcance de la hostelería.

La “nueva normalidad” ha dejado un panorama complicado para el pequeño y mediano comercio español, donde el concepto adaptación cobra más sentido que nunca. El comercio electrónicoha llegado a sus cotas más altas durante la pandemia, creando un usuario más adaptado que nunca a la compra online, y también más exigente. Una situación a la que debe adaptarse el delivery.

El 74% de los internautas ya realiza compras on-line, y de estos un tercio declara haber aumentado la frecuencia de compra durante la pandemia. Más aún: un 3% indica haber empezado a hacer compras on-line con el confinamiento lo que representa casi 800.000 nuevos usuarios, revela el estudio de Elogia Covid-19 como acelerador de la sociedad digital”.

Para hacer frente a esta nueva situación, el delivery va a tener un papel fundamental a la hora de satisfacer estas nuevas exigencias. y la personalización, eficiencia y rapidez van a ser elementales para la diferenciación y supervivencia de los negocios. Por esta razón, los expertos de Stuart señalan las cinco tendencias que van a estar presentes en el delivery de última milla tras la crisis del Covid-19:

1 – Hubs urbanos

Los hubs urbanos son una tendencia de futuro cada vez más presente en las ciudades españolas y una realidad en las grandes metrópolis europeas. Su objetivo principal es reducir las ventanas de entrega al mínimo posible. Mientras se normaliza este servicio en España, muchos retailers ya utilizan susestabecimientos como puntos de recogida o hubs urbanos, y otros negocios, como los aparcamientos, están adaptando nuevos espacios para ofrecer este servicio.

2 – Personalizar y potenciar la marca

Tras la cuarentena hay una apuesta clara de las pymes españolas por los servicios personalizados frente a la venta directa en un marketplace: el 84% valora más contratar un partner tecnológico que les permita gestionar sus envíos sin pagar comisión, frente a un 16% que prefiere que una plataforma se encargue de todo el proceso y pagar una comisión por ello.

3 – Reducir el impacto medioambiental

La tercera tendencia son las rutas dinámicas para reducir el impacto medioambiental y aumentar la efectividad. El confinamiento ha mostrado la importancia de la reducción de emisiones para el futuro de las ciudades. La proliferación de vehículos verdes (bicicletas y motos eléctricas) va a crecer más que nunca, así como las rutas de entrega dinámicas, que permitirán a los negocios ir añadiendo y/o eliminando entregas según actualizaciones en tiempo real, facilitando envíos más eficaces y reduciendo el tráfico en las ciudades.

4 – Envíos y devoluciones programadas

Retailers y compañías logísticas están empezando a implementar la solución de las entregas programadas, un servicio concertado de forma previa con el cliente para que el pedido llegue en un día determinado y en franjas horarias de 15 minutos. De esta manera, se consiguen reducir los envíos no entregados por ausencia del receptor.

5 – Licenciar plataformas tecnológicas

Otra de las tendencias importantes que se va a ver en el sector delivery en un futuro cercano es la externalización de la tecnología logística. El objetivo es que las empresas logísticas licencien su tecnología para que los negocios puedan gestionar ellos su propia flota, y además, si lo prefieren, tengan acceso a los mensajeros autónomos, sobre todo para momentos con picos de demanda.

“Los negocios que sean capaces de adelantarse en la digitalización y hagan entregas a domicilio eficaces saldrán reforzados de esta delicada situación”, señala David Guasch, director general de Stuart en España. “Los envíos rápidos y a conveniencia se han convertido en la base para ganar clientes y que crezca la facturación de las pymes.”

Con Stuart, plataforma tecnológica que conecta cualquier tipo de negocio con una amplia flota de mensajeros independientes, un restaurante puede ofrecer entrega a domicilio con su propia marca y desde su web en solo tres clics, de forma sencilla y económica. El hostelero no tiene que pagar comisiones ni renunciar a su propia imagen corporativa para poder realizar sus envíos. Más info aquí.

Fuente : PROFESIONAL HORECA – 24/7/2020

Deja una respuesta