El Gobierno limita al 50% el aforo de la hostelería en fase 3 y fija 2 metros entre clientes en barra

El BOE publicó hoy sábado las condiciones para la reapertura en fase 3 de los negocios de hostelería, que podrán funcionar con un 50% de su aforo para dar servicio dentro de sus locales, siempre con 2 metros de distancia física entre mesas o agrupaciones de mesas y “preferentemente mediante reserva previa”. Las comunidades autónomas podrán elevar este límite a los dos tercios del aforo máximo (un 66%). Además, las barras podrán volver a operar con servicio, lo que estará condicionado a que se mantenga una distancia de 2 metros entre clientes. Las terrazas podrán elevar su aforo al 75% en fase 3

Como cada fin de semana desde la declaración del estado de alarma a raíz de la emergencia sanitaria del Covid-19, el BOE publica nuevas normas y, entre ellas, las reglas para la desescalada de la hostelería. Hoy sábado, se ha conocido las normas a las que bares y restaurantes tendrán que adaptarse a partir de la fase 3, incluidas las limitaciones de aforo.

La Orden SND/458/2020, de 30 de mayo, para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la fase 3 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad recoge esta regulación con varias novedades que los locales que quieran abrir en esta fase tendrán que considerar, sin olvidar que pudieron abrir para despachar comida para llevar (take away) en fase 0, terrazas al 50% de su aforo en número de mesas en fase 1 y comedores al 40% en fase 2 (con la opción de que las comunidades autónomas lo eleven como máximo hasta el 50%).

¿Qué ocurrirá en fase 3? Primero, bares y restaurantes podrán funcionar con un aforo máximo del 50% en su comedor, límite que las comunidades autónomas podrán modificar siempre que no sea inferior al 50% ni superior a los dos tercios del aforo máximo, es decir, el 66%. Las mesas de la sala (o agrupaciones de mesas) deberán mantener la distancia física de 2 metros entre ellas, al tiempo que se pide que se fomente la reserva previa.

En cuanto a las barras, que en fase 2 no podían ofrecer servicio o autoservicio, sí podrán operar con la condición de que se mantenga una distancia de 2 metros entre clientes o agrupaciones de clientes. “Estará permitido el consumo en barra siempre que se garantice una separación mínima de dos metros entre clientes o, en su caso, grupos de clientes”, dice la norma.

Para las terrazas, el aforo máximo se fija en un 75% de las mesas permitidas (en fase 1 se podía abrir con un 50%, porcentaje que se mantiene en fase 2), porcentaje que podría calcularse sobre un aforo ampliado por los ayuntamientos que decidan apoyar así a su hostelería. En todo caso, la distancia física entre mesas se mantiene en los 2 metros ya exigidos en fase 1, mientras se amplía hasta 20 personas el máximo de comensales en la mesa de una terraza (el límite en fase 1 es 10 personas).

En cualquier caso, los 2 metros ya parece haberse convertido en la regla aplicable para ‘medir’ la distancia social: debe cumplirse entre mesas de comedores interiores y terrazas; entre clientes en barras y entre camareros y empleados de hostelería con el cliente en mesa o barra. En este último caso, “aplicar los procedimientos de higiene y prevención necesarios para evitar el riesgo de contagio” equivale a que el personal de hostelería lleve puesta mascarilla.“En materia de hostelería y restauración, se permite el consumo en barra siempre que se garantice el mantenimiento de la distancia de seguridad entre clientes o, en su caso, grupos de clientes, de dos metros. De este modo, se establece un régimen equivalente al permitido para el consumo en mesa, para el que se mantiene una distancia de dos metros entre mesas o agrupaciones de mesas”, señala la Orden.

Finalmente, ha habido algunos cambios frente al plan de desescalada anunciado por Pedro Sánchez el 28 de abril, en lo relativo a hostelería. Entonces, se planteó 50% de aforo en comedores (lo que se ha mantenido, añadiendo la opción de que las autonomías lo suban a los dos tercios), separación de 1,5 metros entre clientes en una barra (se ha elevado a 2 metros) y 50% de mesas en terrazas (se ha elevado a 75%).

Con la regulación publicada hoy en el BOE, la hostelería puede aspirar en el mejor de los casos a funcionar a finales de junio con un 50%-66% de aforo en comedor interior, un 75% en terraza y barras planteadas de forma que entre clientes (que no vayan juntos) se cumplan los 2 metros se seguridad, también aplicables como separación entre mesas. Habrá que ver cómo evolucionar la regulación en las semanas y los meses posteriores a la finalización de la fase 3 de la desescalada.

El resto de exigencias recogidas en la Orden publicada hoy coinciden en su mayoría las ya establecidas en fases anteriores, como la limpieza y desinfección de mesas y sillas entre un cliente y otro; priorizar mantelerías de un solo uso o, si no, someterlas a lavado mecánico en ciclos de entre 60 y 90 grados centígrados; poner a disposición del público dispensadores de geles hidroalcohólicos o desinfectantes en la entrada del establecimiento y a la salida de los baños; evitar cartas de uso común; eliminar servilleteros, palilleros, vinagreras o aceiteras —priorizando monodosis— o indicar un itinerario para evitar aglomeraciones en determinadas zonas y prevenir el contacto entre clientes.

Por otro lado, la Orden señala que, para hostelería en hoteles, bodas o cualquier otra localización con bar o restaurante, son aplicables las mismas normas citadas.


TEXTO ÍNTEGRO DE LA REGULACIÓN APLICABLE A LA HOSTELERÍA EN FASE 3

Orden SND/458/2020, de 30 de mayo, para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la fase 3 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad.

CAPÍTULO IV

Condiciones para la prestación del servicio en los establecimientos de hostelería y restauración

Artículo 18. Apertura de establecimientos de hostelería y restauración.

1. Podrá procederse a la apertura al público de los establecimientos de hostelería y restauración para consumo en el local, salvo los locales de discoteca y bares de ocio nocturno, siempre que no se supere el cincuenta por ciento de su aforo y se cumplan las condiciones previstas en este capítulo.

2. El consumo dentro del local podrá realizarse sentado en mesa, o agrupaciones de mesas, preferentemente mediante reserva previa. Deberá asegurarse el mantenimiento de la debida distancia física de dos metros entre las mesas o, en su caso, agrupaciones de mesas. La mesa o agrupación de mesas que se utilicen para este fin, deberán ser acordes al número de personas, permitiendo que se respeten la distancia mínima de seguridad interpersonal.

3. Estará permitido el consumo en barra siempre que se garantice una separación mínima de dos metros entre clientes o, en su caso, grupos de clientes.

4. Podrá procederse a la apertura al público de las terrazas al aire libre de los establecimientos de hostelería y restauración limitándose el aforo al setenta y cinco por ciento de las mesas permitidas en el año inmediatamente anterior en base a la correspondiente licencia municipal. En el caso que la licencia sea concedida por primera vez, deberá limitarse el aforo al setenta y cinco por ciento del que haya sido autorizado para este año.

A los efectos de la presente orden se considerarán terrazas al aire libre todo espacio no cubierto o todo espacio que, estando cubierto, esté rodeado lateralmente por un máximo de dos paredes, muros o paramentos.

En el caso de que el establecimiento de hostelería y restauración obtuviera el permiso del Ayuntamiento para incrementar la superficie destinada a la terraza al aire libre, se podrá incrementar el número de mesas previsto en el párrafo anterior, respetando, en todo caso, una proporción del setenta y cinco por ciento entre mesas y superficie disponible y llevando a cabo un incremento proporcional del espacio peatonal en el mismo tramo de la vía pública en el que se ubique la terraza.

En todo caso, deberá asegurarse que se mantiene la debida distancia física de al menos dos metros entre las mesas o, en su caso, agrupaciones de mesas. La ocupación máxima será de veinte personas por mesa o agrupación de mesas. La mesa o agrupación de mesas que se utilicen para este fin, deberán ser acordes al número de personas, permitiendo que se respeten la distancia mínima de seguridad interpersonal.

5. Las comunidades autónomas y las ciudades autónomas, en su respectivo ámbito territorial, podrán modificar el aforo previsto en el apartado 1, siempre que el mismo no sea inferior al cincuenta por ciento ni superior a los dos tercios del aforo máximo.

Asimismo, podrán modificar el porcentaje previsto en el apartado 4 [TERRAZAS], siempre que el mismo no sea inferior al cincuenta por ciento ni superior al setenta y cinco por ciento.

Artículo 19. Medidas de higiene y prevención en la prestación del servicio.

En la prestación del servicio en los locales de hostelería y restauración a los que se refiere el artículo anterior, deberán respetarse las siguientes medidas de higiene y prevención:

a) Limpieza y desinfección del equipamiento, en particular mesas, sillas, barra, así como cualquier otra superficie de contacto, entre un cliente y otro. Asimismo, se deberá proceder a la limpieza y desinfección del local al menos una vez al día de acuerdo con lo previsto en el artículo 6.

b) Se priorizará la utilización de mantelerías de un solo uso. En el caso de que esto no fuera posible, debe evitarse el uso de la misma mantelería o salvamanteles con distintos clientes, optando por materiales y soluciones que faciliten su cambio entre servicios y su lavado mecánico en ciclos de lavado entre 60 y 90 grados centígrados.

c) Se deberá poner a disposición del público dispensadores de geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad, en todo caso en la entrada del establecimiento o local y a la salida de los baños, que deberán estar siempre en condiciones de uso.

d) Se evitará el empleo de cartas de uso común, optando por el uso de dispositivos electrónicos propios, pizarras, carteles u otros medios similares.

e) Los elementos auxiliares del servicio, como la vajilla, cristalería, cubertería o mantelería, entre otros, se almacenarán en recintos cerrados y, si esto no fuera posible, lejos de zonas de paso de clientes y trabajadores.

f) Se eliminarán productos de autoservicio como servilleteros, palilleros, vinagreras, aceiteras, y otros utensilios similares, priorizando monodosis desechables o su servicio en otros formatos bajo petición del cliente.

g) Se establecerá en el local un itinerario para evitar aglomeraciones en determinadas zonas y prevenir el contacto entre clientes.

h) El uso de los aseos por los clientes se ajustará a lo previsto en el artículo 6.5. / Es decir:

“Cuando de acuerdo con lo previsto en esta orden el uso de los aseos, vestuarios, probadores, salas de lactancia o similares esté permitido por clientes, visitantes o usuarios, su ocupación máxima será de una persona para espacios de hasta cuatro metros cuadrados, salvo en aquellos supuestos de personas que puedan precisar asistencia, en cuyo caso también se permitirá la utilización por su acompañante. Para aseos de más de cuatro metros cuadrados que cuenten con más de una cabina o urinario, la ocupación máxima será del cincuenta por ciento del número de cabinas y urinarios que tenga la estancia, debiendo mantenerse durante su uso una distancia de seguridad de dos metros. Deberá reforzarse la limpieza y desinfección de los referidos aseos garantizando siempre el estado de salubridad e higiene de los mismos”.

i) El personal trabajador que realice el servicio en mesa y en barra deberá garantizar la distancia de seguridad con el cliente y aplicar los procedimientos de higiene y prevención necesarios para evitar el riesgo de contagio. En cualquier caso, se deberá garantizar una distancia mínima de dos metros entre clientes.


Fuente: GastroEconomy – (30/05/2020)

Deja una respuesta