El sector hostelero y turístico, decepcionado con el plan de ayudas del Gobierno

Desde Hostelería de ESpaña advierten que el Plan de Impulso al Sector turístico anunciado por el Gobierno no resuelve lo más urgente y necesario, como ampliar los Ertes o incenvtivar el turismo local, y que los 4.262 millones de euros presupuestados (de los que la mayoría son créditos) son insuficientes. Para Exceltur, el plan no asegura la mayor supervivencia del tejido empresarial en lo que queda de año.

El sector hostelero, a través de la patronal Hostelería de España, se muestra disconforme ante el Plan de Impulso al Sector Turístico presentado por el presidente del Gobierno. Considera que las medidas contempladas «no son en absoluto suficientes» y que no se entienden sin la extensión de los Ertes por fuerza mayor hasta finales de año, una de las medidas más urgentes que el sector necesita pero que el plan no refleja.

Otra de las medidas solicitadas al Gobierno y que no se han contemplado son los planes para incentivar el turismo local. «Sin incentivos no vamos a poder reactivar el sector», señalan los hosteleros. «Sin ayudas económicas, el nivel de reactivación no va a ser suficiente. Necesitamos planes de incentivo como han hecho otros países europeos: subvenciones a empresas de actividad turística y bonos turísticos para gastar en hostelería de la geografía española, entre otros».

En este sentido, consideran que los 4.262 millones de euros (de los que 3.300 corresponden a líneas de financiación ICO y Thomas Cook) que el Gobierno va a inyectar al turismo son «insignificantes» para un sector que aporta el 12,3% del PIB. «No podemos permitirnos dicha cantidad cuando otros países europeos han destinado cantidades infinitamente superiores, siendo países en los que el turismo tiene menor peso». Francia ha destinado un total de 18.000 millones de euros, Italia, 55.000 millones, y Grecia, 24.000 millones.

La financiación es otro de los puntos que no se ha tenido en cuenta, señalan los hosteleros. Pese a los 2.500 millones de euros de tramo preferente para el sector turístico en las líneas de avales ICO incluidos en el plan, el sector necesita líneas de financiación específicas para las pequeñas y medianas empresas. El sector venía solicitando el establecimiento de microcréditos, de en torno a 25.000 euros de rápida concesión. «El sector necesita inyección de liquidez desde ahora mismo, momento en que debería haber comenzado la temporada alta, en el que muchos establecimientos no han podido abrir sus puertas y, sin más ayudas, tememos que no puedan hacerlo», explican desde Hostelería de España.

La patronal hostelera denuncia el sector turístico español «no puede permitirse ir a la cola de Europa en la reactivación del turismo internacional. Hemos sido el único país que ha autorizado la llegada de turistas más tarde del 15 de junio. En cuanto a las medidas de prevención, España ha sido de los más restrictivos de los 7 países europeos clave. Queremos trasladar una llamada de atención de manera urgente, porque el Ejecutivo no está otorgando al sector turístico la atención que se merece, teniendo en cuenta que supone el 12,3% del PIB del país y que es el país con mayor peso de este sector en su PIB».

Exceltur: «El plan se queda corto»

Por su parte, el lobby turístico Exceltur, que representa a las grandes empresas del sector, señala que el plan del Gobierno «apunta en direcciones correctas, pero con medidas esenciales a corto plazo aún pendientes de concretar para asegurar la mayor supervivencia del tejido empresarial posible en lo que queda del año».

Como los hosteleros, los empresarios turísticos también lamentan que no estén todavía acordados los términos de la extensión de los Ertes, y consideran que ampliar a 2.500 millones los avales ICO, contra 83.000 millones de pérdidas previstas de actividad, «son medidas muy exiguas».

«No existen otro tipo de incentivos, ni ninguna transferencia directa en el Plan, no tanto para financiar sino para aliviar pérdidas, como la reducción/exoneración de impuestos como el IVA», señalan. «Tampoco incorpora mecanismos alternativos a los bonos canjeables, para evitar la descapitalización de empresas turísticas, que tienen que devolver adelantos de consumidores y no tienen cómo».

Así mismo, falta por concretar el alcance de las ayudas de la UE y sus aplicaciones para el sector. «Es una cantidad notable que incorpora un alto porcentaje de dinero a fondo perdido. Serán determinantes para abordar iniciativas transformadoras pendientes: destinos maduros, intermodalidad etc.».

También faltan medidas para incentivar a corto plazo el consumo turístico interno, y falta cerrar acuerdos bilaterales (corredores) o generales a nivel de la UE, «para agilizar y asegurar con las cautelas sanitarias precisas, flujos turísticos a corto de países clave como Reino Unido».

En síntesis, desde Exceltur consideran que el plan del Gobierno «es un primer paso del largo recorrido que aún queda, para asegurar la reactivación y supervivencia del sector. España no debe regatear recursos ni dejar de sobre-endeudarse internacionalmente, de ser preciso, para obtener los fondos para poder salvarlo».

Fuente: PROFESIONAL HORECA (18/06/2020)

Deja una respuesta