HOSTELERÍA DE ESPAÑA reclama a la Administración previsión y comunicación fluida con los sectores ante las restricciones impuestas por los rebrotes de la Covid-19

La falta de previsión por parte de las autoridades y las nuevas restricciones impuestas en algunas regiones pueden conllevar una pérdida de confianza por parte de los ciudadanos, que pueden percibir a la hostelería como no segura.

Desde HOSTELERÍA DE ESPAÑA, como organización empresarial que representa a más de 270.000 restaurantes, bares, cafeterías y pubs de todo el país, junto con las asociaciones provinciales de hostelería a las que representamos, solicitamos a la Administración comunicación constante y fluida con los sectores de actividad, así como planificación conjunta, a la hora de determinar las restricciones con motivo de los nuevos rebrotes de Covid-19 que están teniendo lugar en diversos puntos de la geografía.

Sin una previsión, no podemos organizar la actividad hostelera, lo que acarrea un mayor perjuicio para el sector, que ya está atravesando duros momentos. Necesitamos, por tanto, mecanismos de respuesta ágiles y eficaces por parte de las autoridades.

Para nosotros, los empresarios hosteleros, la salud es lo primero, y por ello, nos hemos esforzado por conseguir una hostelería segura. Hemos puesto todos los medios a nuestro alcance para cumplir con las medidas de prevención higiénico-sanitarias acorde a lo recomendado por las autoridades sanitarias, formando a los empleados hosteleros y adecuando los locales a tal fin. Sin embargo, la responsabilidad también es de los ciudadanos, a quienes pedimos que cumplan con la normativa y sigan las recomendaciones.

La falta de previsión por parte de las autoridades y las nuevas restricciones que han impuesto en algunas regiones del territorio, como Aragón, Catalunya, Andalucía o País Vasco, pueden conllevar una pérdida de confianza por parte de los ciudadanos, que podrían percibir a los establecimientos hosteleros como no seguros, lo que tendría terribles consecuencias para el sector.

Desde HOSTELERÍA DE ESPAÑA denunciamos que estas restricciones pueden llegar a tener un impacto económico devastador en el sector, el cual ya está especialmente tocado por la crisis. Si tenemos nuevas bajadas o parones de actividad, no podremos asumir las pérdidas sin medidas de ayuda específicas para el sector.

Así, en caso de nuevos retrocesos en las fases, como está ocurriendo en algunos territorios, necesitaríamos redefinir las condiciones y tramitaciones de los ERTEs. Además, continuamos necesitando medidas de acompañamiento para garantizar la supervivencia de nuestros negocios (establecimiento de microcréditos, suspensión de alquileres, IVA súper reducido y exenciones fiscales y de tasas municipales, entre otras).

Por último, estamos muy preocupados por determinados mensajes e interpretaciones erróneas que están trasladando en los últimos días algunas autoridades sanitarias, que invitan a los clientes a mantener puestas las mascarillas de manera permanente en el contexto de la actividad hostelera. Algo que no entendemos, puesto que en nuestro sector se cumplen estrictamente las distancias de seguridad.

La orden SND/422/2020, de 19 de mayo, exime del uso obligatorio de mascarillas en el desarrollo de actividades en las que, por la propia naturaleza de estas, resulte incompatible el uso de la mascarilla, como son el consumo de alimentos y bebidas. Por tanto, apelamos a las autoridades sanitarias a revisar estos mensajes que empeoran gravemente la situación de un sector tan duramente dañado.

Fuente : HOSTELERIA DIGITAL – 16/07/2020

Deja una respuesta