La Barra. Tecnología

Mientras dure el «estado de alarma», con independencia de en qué fase estemos, probablemente la barra estarà inhabilitada como espacio de atención al público para el servicio de consumiciones. De todas formas es posible habilitar otras funciones a dicho espacio.

Plantéate el uso de algún recurso con opciones como:

  • Disponer un dispositivo para el registro de comandas por parte de tus clientes. Si se trata de un único dispositivo deberás limpiarlo con frecuencia. Ubicarlo en la barra tiene su ventaja, por la proximidad, para cuidarte de su limpieza. Si está integrado con tu TPV te darà un servicio ideal. Si no es así, deberás hablar con tu proveedor informático para ver como habilitar el servicio
  • Cuenta con que esto no va a ser de uso para todos tus clientes: hay quien solicitará que se le atienda presencialmente desde el momento en que accede a tu local. Valora qué perfil de clientes tienes antes de abordar algo como esto: te aportará seguridad y rendimiento, pero deberías conseguir que lo usen no menos del 50% de tus clientes. Si en tu local el 80% de los clientes que atiendes tienen más de 65 años, probable que aplicar esta operativa no te ayude mucho.

Cobros

Si como en muchos establecimientos, en el espacio de la barra es donde se ubica la caja registradora o TPV, el cobro se realiza parcial o totalmente en este espacio.

Cuídate de facilitar medios de pago sin contacto, evitando el uso de efectivo:

  • tarjetas «contact-less»
  • pago via smartphone o teléfono móvil
  • pago por transferencia bancaria
  • pago por web

Si debe utilizarse tarjeta de contacto, piensa en usar guantes y desinfectar el datáfono en cada transacción.

Si el cliente precisa factura o ticket, propón remitirlo por correo electrónico (o hasta por whatsapp enviando una imagen). Ambas formas requerirán solicitar datos del cliente.

Si finalmente no puedes evitar el pago en efectivo, una buena idea puede ser modificar precios para minimizar la devolución de cambio en monedas.

Si los pagos en efectivo representan un % alto de tus transacciones de cobro de clientes, recuerda que en la actualidad hay cajas de cobro que, aunque no salvan el inevitable contacto del cliente con billetes y monedas, sí, al menos, lo evitan a tus colaboradores; y claro, según el tipo de establecimiento el contacto es prácticamente contínuo. Actualmente este tipo de cajones se comercializan bajo distintas fórmulas y su difusión los ha ido haciendo cada vez más asequibles aportando otras ventajas como seguridad y simplicidad en el cuadre de caja. 

Si quieres saber más sobre esto, consulta en internet «cobro automático» o «cajón automático».