La hostelería acusa a la Administración de “demonizar” al sector por los rebrotes del covid-19

Los hosteleros españoles se sienten señalados, discriminados y hasta «demonizados» por las autoridades. Creen que las medidas que se están aprobando para evitar nuevos contagios de Covid-19 son muchas veces contradictorias. También denuncian que se les está responsabilizando de ser el origen de los brotes, cuando la mayoría se están produciendo en el ámbito familiar.

Respecto a las responsabilidad que la hostelería tiene en los brotes, los hosteleros lo tienen claro: les han señalando injustamente. «Nos sentimos demonizados sin tener ninguna responsabilidad. Casi todos los rebrotes están ligados a eventos familiares, temporeros o fiestas sociales. Es gravísimo e injusto que se nos demonice», explica Jose Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España.

De la misma opinión es el presidente de la patronal de Hostelería y Turismo de Aragón. «Se ha focalizado en la hostelería los males de la transmisión sanitaria, pero los contagios se han producido en reuniones familiares o peñas ”, explicaba a este periódico Luis Vaquer.

Desde Castilla y León también se suman a la queja y piden a los ciudadanos que actúen con responsabilidad y utilicen las mascarillas conforme a lo establecido por la ley. «La hostelería no es el culpable de todos los males del Covid-19. Casi todos los brotes han salido de reuniones familiares, fiestas clandestinas o botellones. Los hoteleros estamos cumpliendo con todas las normas a rajatabla. Nos están cargando con una responsabilidad fuerte, que es que tenemos que hacer cumplir la normativa y que la gente lleve puesta la mascarilla. Tiene que existir una corresponsabilidad de todos», dice María José Hernández, presidenta de la Asociación de Hosteleros de Valladolid.

También ha generado malestar entre los hosteleros las medias que se han aprobado para otros sectores y que, a su entender, les deja en desventaja.  Desde Hostelería de España se preguntan por qué los trenes o los autobuses van llenos y no se mantiene la distancia mínima de seguridad cuando a ellos se les ha obligado a limitar el aforo y a guardar una distancia mínima de 1,5 metros. Creen que es contradictorio.

«Lo que no puede ser es que se nos obligue a que nuestros clientes lleven mascarilla cuando se nos han limitado los aforos y existe una distancia mínima. En el transporte, por ejemplo, todo el mundo lleva mascarilla pero no hay otros límites añadidos», denuncia el presidente de la asociación Jose Luis Yzuel.

El dirigente patronal ha defendido que las autoridades siguen tomando medidas que causan al sector un gravísimo perjuicio, pero no ofrecen soluciones ni ayudas específicas. «Hay una rabia e impotencia generalizada, necesitamos de una respuesta inmediata de la Administración, no basta con ponerse de perfil».

La facturación se ha hundido un 65%

La incertidumbre generada por el auge de los brotes empeorará las previsiones sobre destrucción de empleo y negocios elaboradas por el sector a principios de abril. Por aquel entonces, Hostelería de España estimaba el cierre de 40.000 empresas y la destrucción de hasta 200.000 puestos de trabajo. Ahora, y tras las nuevas restricciones, dan por hecho que las previsiones se han quedado cortas. Los consumidores preferirán quedarse en casa antes que ir a un bar.

Por el momento, los últimos datos disponibles confirman que el 50% de los establecimientos hosteleros que volvieron a operar tras la pandemia han facturado un 50% menos que antes del cierre obligado y que un 18% de los negocios han reducido su facturación más del 80%.

Fuente : OK DIARIO – 20/07/2020

Deja una respuesta