Hostelería de España, sobre el plan de desescalada: «sin apoyo, el cierre de establecimientos podría ascender al 30%»

Ante las fases del plan de «vuelta a la normalidad» anunciado por el Gobierno, la preocupación en el sector hostelero es generalizada. Desde la patronal se advierte de que la desescalada debe acompañarse de varias medidas laborales, fiscales y sanitarias, o el cierre de establecimientos hosteleros podría ascender al 30%. Por su parte, toda la cadena de valor de la hostelería, incluida la distribución, pide al Ejecutivo participar en los criterios de reapertura y reactivación del sector.

El plan de desescalada avanzado por el Gobierno contempla varias fases que afectan a la hostelería:

  • En la Fase 0 o preparatoria. Desde el 2 de mayo podrán abrir aquellos pequeños locales con cita previa para la atención individual de clientes como, por ejemplo, restaurantes con servicio de comida para poder llevar a domicilio, sin consumo en el local.
  • Fase 1 – Inicial. Desde el 11 de mayo, la apertura de terrazas hosteleras con una limitación de ocupación del 50% (inicialmente era del 30%, pero el Gobierno ha anunciado que sube el aforo al 50%), y la apertura de los hoteles y alojamientos turísticos, excluyendo las zonas comunes. Así mismo se amplía hasta un máximo de 10 personas en la reuniones que se pueden celebrar, tanto en las terrazas como en los domicilios, durante esta fase.
  • Fase 2 – Intermedia. A partir del 26 de mayo podrán abrir los restaurantes para el servicio de mesas, con una ocupación de un tercio del aforo.
  • Fase 3 – Avanzada. A partir del 10 de junio, la restauración disminuirá las restricciones de aforo, pero con estricta separación entre el público

Hostelería de España: «necesitamos volver con garantías»

«Nuestra primera valoración es que las medidas han sido precipitadas, con falta de consenso del sector y con muchas incógnitas todavía por despejar», explican desde la patronal hostelera, Hostelería de España. «Necesitamos garantías para volver a la actividad de manera que se salvaguarde la subsistencia de los negocios hosteleros». Denuncian que el plan de desescalada anunciado genera grana preocupación en el sector, por la falta de medidas que lo complementen y que permitan una certeza en la continuidad del funcionamiento de los negocios.

Con un porcentaje del 30% la reducción del aforo de las terrazas (finalmente el Gobierno ha rectificado y lo ha subido al 50%) y las condiciones de reapertura anunciadas, el cierre de establecimientos podría ascender hasta el 30% (alrededor de 85.000 locales), aseguran.

Desde Hostelería de España consideran, además, que es imprescindible que Gobierno establezca una serie de condiciones en relación a los Ertes. «Es imposible mantener las cifras de empleo anteriores a la crisis durante los seis meses siguientes a la reapertura con las condiciones de la ‘nueva normalidad’ en un sector que presenta graves dificultades para mantener el empleo, cuya actividad es muy estacional y cuyos negocios se van a ver duramente afectados, además, por la bajada del turismo y con un menor aforo», señalan. «Necesitamos saber cómo van a funcionar los Ertes y su flexibilización manteniendo la circunstancia de fuerza mayor en la reincorporación progresiva de los trabajadores».

Los hoteleros piden además otras garantías económicas, como las exenciones fiscales y de tasas municipales, además de las líneas de financiación, «que continúan siendo insuficientes».

Por otro lado, todavía no hay una guía que permita aplicar las medidas higiénico sanitarias, que se desconocen. Y piden al Gobierno «disponer de los EPIS e hidrogeles necesarios para que los más de 300.000 establecimientos de hostelería puedan retomar la actividad a partir del 4 de mayo». Sin todas estas medidas, advierten, «no vamos a poder contar con un periodo de ajuste que nos proteja de la caída de actividad y empleo, lo cual desembocaría en el cierre de miles de establecimientos».

Presentan al Gobierno la Guía de reapertura segura

Toda la cadena de valor de la hostelería (representada por Hostelería de España, Fiab, la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas, y Aecoc, asociación de fabricantes y distribuidores) lamenta que el Gobierno haya presentado un plan de desescalada sin contar con la visión y recomendaciones del del sector, aunque se reafirma en su voluntad de tender la mano al Ejecutivo para coordinar un plan de reapertura que, primando criterios sanitarios, garantice la supervivencia de la hostelería y toda la industria asociada.

Las tres organizaciones ponen a disposición del Gobierno la Guía de reapertura segura, una guía técnica elaborada por expertos que señala las medidas necesarias para garantizar la máxima seguridad de clientes, trabajadores y proveedores, con medidas preventivas adaptadas a cada tipo de establecimiento a través de, entre otras, el distanciamiento social, medidas de higiene y seguridad alimentaria.

«Se trata de un documento muy serio y trabajado que recoge las medidas que se necesitan para garantizar una hostelería segura para todos, y debería ser la base que marque los criterios y condiciones de reapertura y, por tanto, el documento en el que fijarse para determinar el calendario de la desescalada en nuestro sector”, señalan. Descárguese aquí el borrador de la Guía de apertura segura del Icte.

Desde las entidades consideran que el Gobierno ha anunciado fases de reapertura sin considerar la información técnica necesaria, contenida en esta guía, que actualmente se encuentra en proceso de aprobación por parte del ICTE (Instituto para la Calidad Turística Española), entidad designada por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para desarrollar estos planes en los distintos sectores que aborda el turismo.

Asimismo, las tres organizaciones han recordado que, para fijar el calendario de reapertura del sector, además de considerar la información técnica facilitada por los expertos, el Gobierno debe concretar antes una serie de medidas económicas y fiscales que el sectorde la hostelería lleva reclamando desde hace semanas.

«Lo que debe primar no es tanto el porcentaje de aforo permitido en los establecimientos como que se puedan garantizar las exigencias sanitarias y de seguridad para empleados y clientes», afirma El director general de Aecoc, José María Bonmatí. «El desescalado debería considerar las mismas fechas de apertura y condiciones a los establecimientos de restauración de los centros comerciales que en el resto de locales, siempre y cuando se cumplan los requisitos necesarios”.

Por su parte, el director general de Fiab, Mauricio García de Quevedo, recuerda que “la hostelería es clave para el conjunto de la economía española y también para la industria de alimentación y bebidas. La facturación al canal horeca de algunos de nuestros sectores en algunos casos llega al 80%. Por lo tanto, consideramos imprescindible retomar la vía del diálogo y la colaboración con el Gobierno. Solo mediante la coordinación y el trabajo conjunto podremos elaborar un plan viable para la reactivación económica del sector con todas las garantías de seguridad para trabajadores y clientes”.

La distribución horeca: «la apertura mínima en el sector debe ser del 50%”

También Fedishoreca, la Federación Española de Empresas de Distribución a Hostelería y Restauración, ha mostrado su preocupación por las indicaciones iniciales del Gobierno de retomar la actividad de la hostelería con un 30% de las terrazas en la primera fase. “Este porcentaje imposibilita el cubrir ni siquiera los costes”, afirma José Manuel Fernández Echevarría, director general de la entidad.

«La apertura mínima inicial debe situarse en un 50%, con la ampliación de los espacios de las terrazas, garantizando las distancias de seguridad y medidas de higiene e incluyendo en la apertura parte del interior de los locales», señala. Solo así “sería mínimamente posible la viabilidad de la reapertura de un sector tan clave para la economía”.

Los asociados a Fedishoreca se han visto afectados con una caída de ventas del 98% en su actividad. Para su director general, “aunque el plan gubernamental es un primer horizonte de salida, se plantea en términos que implican una incertidumbre total y muestran un claro desconocimiento del terreno”. Mínimos del 50% para la apertura, gradualidad en la incorporación de las plantillas y ampliación de los espacios de las terrazas serían algunas de las condiciones requeridas para la reapertura de un sector clave en la economía nacional. Por ello, Fedishoreca se ofrece a participar activamente en el plan de desescalada y trabajar junto con todos los agentes implicados en el desarrollo de los protocolos necesarios para garantizar la seguridad de los empleados, clientes y consumidores.

Fuente: PROFESIONAL HORECA – 03-05-2020

Deja una respuesta