¿Qué características y habilidades debe tener el director ideal de restaurante?

El mercado laboral en el mundo de la hostelería ha vuelto a activarse, y con él las nuevas oportunidades de trabajo. Son muchos los establecimientos que están solicitando directores de restaurante con experiencia, pero, ¿cuál es el candidato ideal?

Para despejar esa duda, Marianela Olivares, directora general de la Consultora de RRHH Linkers analiza las claves para elegir al director perfecto de restaurante, el cual debe encargarse de que todo lo relativo al establecimiento hostelero funcione a la perfección.

Entre las características y habilidades que un director de restaurante debe tener, destaca, en primer lugar, un alto de grado de autonomía, para ir ejecutando su misión sin esperar unas ordenes continuas. En segundo lugar, debe saber gestionar la resolución de problemas. “Tiene que saber valorar la gravedad y urgencia de los problemas a resolver”, comenta Olivares; ordenándolos para solventar según la necesidad del restaurante.

Por otro lado, es necesario que tenga una gran capacidad de análisis y adaptación, ya que, siendo la cabeza y la dirección de la unidad del restaurante, el encargado debe de anticiparse a cualquier cuestión del negocio y saber adaptarse a cualquier cambio. Asimismo, debe tener nociones sobre gestión y dirección operativa del restaurante, para que el negocio sea rentable.

A su vez, es necesario que el candidato tenga buena capacidad de liderazgo y habilidades comunicativas, ya que esto “es sin duda lo que marca la diferencia de un buen director de restaurante”, confirma la Directora General de Linkers. Al hablar de habilidades comunicativas, se hace referencia a aquellas que se muestran en los momentos clave de un servicio o tarea del restaurante, que es capaz de levantar el ánimo, calmar un momento de tensión o motivar para la consecución de un objetivo dentro del equipo y del negocio.

Sin embargo, no es menos importante la empatía y el trabajo en equipo. Y es que, mostrar comprensión por situaciones y acciones que pueden darse, hace que el líder gane en autoridad, y otorga una dimensión de valor añadido a su función, mientras que ser capaz de trabajar en equipo, refuerza la posibilidad de éxito en los objetivos económicos a cumplir por la plantilla y la empresa.

Además, es importante que conozca y sepa usar la tecnología, ya que debe dar ejemplo en digitalizar procesos y acciones en la operativa del negocio. También es relevante la capacidad de planificación y delegación de tareas y velar por el cumplimiento de todo lo planificado; así como el dominio de idiomas, imprescindible no solo para poder comunicarse con la clientela, cada vez más internacional en los negocios de restauración, sino por poder ser capaz de gestionar plantillas y equipos cada vez más multiculturales.

Por último, desde Linkers señalan que es necesario que el director de un restaurante se encuentre al día y actualizado respecto a los nuevos conocimientos y tendencias, debe ser inquieto en buscar novedades y aportes actuales, para que el restaurante siempre esté a la vanguardia de procesos y tareas.

Fuente : REVISTA HOSTELERIA – 18/07/2020

Deja una respuesta