Sala-Comedor. Espacio

En la sala-comedor tienes ahora que respetar una serie de condiciones fundamentalmente relativas a:
– Distancias entre mesas y comensales
– Aforo del local

Te recomendamos tener especial cuidado en la gestión de tu espacio donde «conviven» tus clientes y tu equipo. Considera atender los siguientes factores según tus posibilidades:

  • Retirar las sillas y mesas que no puedas utilizar por superar el aforo. Deja un composición visual de la sala más «minimalista» y más «limpia».
  • Retira muebles o elementos decorativos de los que puedas prescindir: especialmente retira muebles donde tengas vajilla, cubertería o cristalería a la vista. Debes tenerla guardada (tras su lavado) en otra área de tu local de menor concurrencia.
  • Recompón la disposición de mesas y sillas de forma que cumplas con la normativa actual y, en lo posible, logrando una buena y completa visibilidad del espacio, desde la ubicación habitual del responsable de sala, si lo hay. Calcula qué agrupación de mesas puedes llegar a componer para grupos, donde se mantengan las distancias recomendadas.
  • Dispón, si te es posible, ahora que tienes menos muebles en la sala, la distribución de las mesas de forma que el espacio para el «tránsito» de tu equipo y de los propios clientes sea más amplio. Por ejemplo, situando las mesas en el perímetro de la sala-comedor y el espacio central para el recorrido de camareros al servir mesas y tus clientes a su entrada y salida del local. De otra forma, marca si es preciso, el suelo para señalizar estos espacios de «tránsito».
  • «Entrena» a tu equipo en esta nueva distribución y aconseja que tomen redoblada precaución en sus desplazamientos en la sala para evitar no solo colisiones sino proximidad entre ellos y con las mesas: si es posible dibuja los circuitos de «tránsito» para ellos, de forma que siempre realicen el mismo recorrido (dirección y sentido) cuando entran y cuando salen de la sala-comedor.