Sala-Comedor. Tecnología

Comandas

Para el registro de las comandas de clientes ahora se trata de minimizar el trato directo, por la proximidad que implica. Esto no excluye que igualmente atiendas de forma presencial a tus clientes, lo cual no podrá evitarse si debes servir un café o un plato. Obviamente ello depende de la tipología de tu establecimiento. También cabe pensar que si has reducido el número de colaboradores con que contabas antes del “estado de alarma”, si bien es verdad que también tienes menor clientela, la recomendación de mantener la distancia puedes “salvarla” parcialmente usando algún recurso nuevo.  Por ejemplo, plantéate opciones como:
– Disponer de una o varias “tablets” en tu local, para que los clientes realicen su comanda. Puedes hacerlo con una sola y ubicarla en la entrada. Deberás tener el articularlo de forma adecuada: habla con tu proveedor de software o de TPV. Hará falta que junto al dispositivo o en las mesas, redactes un documento explicando como realizar la comanda. Si ello está integrado con tu TPV y te genera automáticamente la comanda, es ideal.

– En la misma línea, si tienes página web, habla con el desarrollador para ver de incoporar esta facilidad: entonces, hasta sería posible que el cliente se conecte desde su propio tfno móvil, sin necesidad de usar una “tablet” que tú dispongas en el local (tiene el inconveniente de que “todo el mundo” la va a tocar). Igualmente, averigua la posibilidad de integrarlo con tu TPV.

– Una forma más simple, aunque menos integrada, es habilitar algún tipo de “chat” desde el que puedas establecer la comunicación desde cada una de las mesas con la barra, la cocina o en definitiva, el camarero.

Probable que para esto debas resolver algunas cuestiones operativas (deberás publicar el funcionamiento del sistema a los clientes, solicitar que se informe el nº de mesa que realiza la comanda, etc) y hablar con un técnico informático para resolver cosas como el acceso de clientes a tu red WiFi si usan sus propios dispositivos, etc.

Cuenta con que esto no va a ser de uso para todos tus clientes: hay quien solicitará que se le atienda presencialmente desde el momento en que accede a tu local. Valora qué perfil de clientes tienes antes de abordar algo como esto: te aportará seguridad y rendimiento, pero deberías conseguir que lo usen no menos del 60% de tus clientes. Si en tu local el 80% de los clientes que atiendes tienen más de 65 años, probable que aplicar esta operativa no te ayude mucho.